singles

Se puede dejar de ser single de muchas formas y en el lugar menos indicado

Te casaste y te divorciaste. Tienes 32 años. Un hijo de 2 años, un buen trabajo y estas lo que se dice sola. Pero ya transcurrió un tiempo desde que entre tú y tu marido todo terminó. Resulta que las chicas que son tus amigas todas están casadas. Y las que no, están embarcadas en una relación. Te sientas sola, muy sola, te miras al espejo y todavía te vez joven y atractiva. No has dejado de sentir interés por los hombres aunque ya sabes lo que significa una relación larga, lo que significa un matrimonio. Sabes que lo tienes difícil y que quien se quiera acercar a ti se deberá acercar también a tu hijo. Descubres que hay un colectivo en el que encajas bien y que se llaman los singles, aunque no tienes muy claro lo que aquello pueda significar. Hay discotecas, páginas web, viajes organizados para personas solteras, bares, etc. Puede que no sea una mala idea asistir pero no estás muy convencida, además tendrías que ir sola. Pero no te queda otra opción.

Ahora que ya te reconoces como single y que has decidido asistir a un lugar de encuentro de singles, sabes que para dejar de serlo no tienes que estar necesariamente vinculada a un club destinado en exclusiva a los singles. Puedes conocer a alguien en la calle, en el mercado, en un concierto. Lo importante es salir y dejarse ver. Antes no te dejabas ver porque ibas con tu bebe en brazos. Ahora lo dejas en casa de tu madre. En cierta forma te has liberado. Asistes a una reunión en un club de singles. Quienes asisten reúnen un sinfín de historias de las que no hablan pero lo que te gusta de ese ambiente es que la gente solo se lo quiere pasar bien. Ponen música. Bailas. Se te acerca un tío, luego otro, conversáis, notas que son varios a los que les interesas por la forma como te miran pero no has conocido a nadie en especial. Pasan los días, las semanas y los meses. Tienes una amiga ahora con la que salís los fines de semana a tomar algo. Ella también está single. Vais las dos a un bar single pero luego después vais a sitios normales porque no sois muy mayores. Además hay chicos que se muestran interesados por la una y por la otra. Es curioso. Piensas que tenías que haber hecho esto hace tiempo pero al mismo tiempo piensas que te lo estás pasando bien con esa amiga aun cuando a ella se le dan bien los ligues de una noche cosa que tú no quieres, no te va el tema. Te quitas de en medio a uno y a otro hasta que un día conoces a uno con el que resulta que conectas de lo más bien. Te dice que él es un single que está buscando una single para dejar de serlo. Te resulta gracioso su comentario. Tiene también un crío un año mayor que el tuyo. Te propone quedar un día. Los dos solo, claro.

Dejar de ser single y la búsqueda de una relación

Si formas parte del colectivo de los singles y has decidido dejar de serlo, deberás seguir una estrategia. La primera puede consistir en hacer una invitación colectiva a todos tus amigos o conocidos para que asistáis a un lugar en concreto, aunque tal vez no sea una buena idea si todos tus contactos están en pareja y los amigos de tus amigos también.

Aunque, puede ser una buena idea si decides ser explícito con todos y dices que invitarás a amigos solteros y pides a las novias de tus amigos que inviten chicas solteras y sin pareja. Esa puede ser una estrategia. Sobre todo si no quieres incluir al mundo del club singles en tu vida, y quieres una relación más normal.

Pero es algo que no siempre será fácil. Menos cuando se tiene cierta edad. Pero inténtalo. Si te has propuesto dejar de ser single tienes que atacar por diversos flancos. Lo que debes tener también en cuenta es la paciencia. Uno no deja de ser single de un día para otro. Vayas donde vayas deberás estar atento. No te cierres ninguna puerta. Lo que tienes que hacer es ir a sitios. Hacer actividades y asistir a las actividades de otros. Pero eso sí, no te recomiendo las actividades que explícitamente hacer referencia a la pareja porque si vas lo pasarás mal.

Y si ya no te queda más alternativa intégrate a la comunidad singles. Asiste a eventos. Si vez que es gente muy mayor y que no van a tu rollo desaparece. Si hay alguien que piensas que podría ser interesante únteles. La vida da muchas vueltas. Si has encontrado a alguien con quien crees que te lo podrías pasar bien y pone también algún tipo de interés, acércatele más. Sedúcela. Que vea que tienes intenciones serias hacia ella. No le mientas. Dile la verdad de tu situación. Seas divorciado, separado, viudo o simplemente que no has conocido al amor de tu vida, no tiene por qué ser sinónimo de vergüenza. Ella también tendrá una historia que contarte. Tan sincera y real como la tuya. Puedes proponerle verse con cierta asiduidad. Y cuando creas que es el momento lánzate a la piscina. No esperes demasiado porque quizá ella tampoco quiera esperar mucho así además te quitas los pájaros de la cabeza pues ella tal vez no esté buscando nada serio, lo que, iría contra tus propósitos. Antes de hablar las cosas claras intenta hacerla que lo pase muy bien a tu lado. Que te sienta. Demuéstrale que para ti ella es especial. Los temas difíciles de roer como son las relaciones de pareja déjalos para otro momento. Si es la primera vez que quedas con ella que se sienta a gusto a tu lado. Podéis ir a ver una película no necesariamente en una sala de estreno. Llévala a un cine alternativo. A más sorprendida más puntos a tu favor. Ella llegará a sentir que a tu lado nada es como con otras personas, entonces seguro que podréis tener una relación.